En 1 semana

Día 1.

Empieza tu semana en Ibiza disfrutando de una placentera jornada tomando el sol en Salinas o Es Cavallet, dos largos arenales que se cuentan entre las playas más famosas de Ibiza. Salinas suele estar más llena de gente, pero también cuenta con un agua normalmente más tranquila y restaurantes y bares más animados, mientras que Es Cavallet es perfecta si quieres tranquilidad o incluso practicar nudismo, pero tendrás que llegar temprano si quieres encontrar aparcamiento. Si quieres comer en un restaurante, te recomendamos La Escollera o El Chiringuito en Es Cavallet o el Jockey Club en Salinas. Aprovecha la tarde asistiendo a alguna de las daytime parties que organiza cada día del verano el famoso Ushuaïa Ibiza Beach Hotel o date una vuelta por la bulliciosa Playa d’en Bossa y su infinidad de bares, clubes y locales de ocio.

Día 2.

Acércate a conocer las playas de Sa Caleta y Cala Jondal. La primera, muy cerca del aeropuerto, es muy popular entre los residentes y cuenta con un excelente restaurante de pescado y arroces. La segunda es en su mayor parte de cantos rodados o “codols” en ibicenco, y se ha hecho muy popular entre los ricos y famosos por contar con el lujoso restaurante Blue Marlin Ibiza, que organiza sesiones musicales con Djs de fama internacional. Otra opción muy recomendable para comer en Cala Jondal es el restaurante Yemanjá, de cocina mediterránea. Por la tarde puedes acercarte a disfrutar de playas tan bonitas como Cala Comte, Cala Vedella o Cala Bassa. Aprovecha cuando se ponga el sol para acercarte a conocer el pequeño pueblo de San Agustín y a cenar en el restaurante Can Berri Vell, cocina ibicenca de alto nivel.

Día 3.

Hoy cambiamos la mañana de playa por la visita a alguno de los mercadillos de la isla. El miércoles hay en Es Canar Punta Arabí, el jueves hay muestra artesanal en San Rafael, Cala Llonga y San Miguel, el sábado se organiza el famoso mercadillo de Las Dalias en San Carlos (que abre también los lunes y martes por la noche de junio a final de septiembre), el domingo está el mercado artesanal y ecológico de San Juan…Además hay otros muchos y algunos abren cada día. Aprovecha para adquirir un recuerdo especial para tus seres queridos. Por la tarde nos acercamos a disfrutar de la famosa puesta de sol en el animado Sunset Strip de San Antonio, donde hay locales tan famosos como Café Mambo o Café del Mar. Aprovechando que estás por San Antonio, puedes salir de fiesta por alguna de sus dos grandes discotecas, Edén y Es Paradís.

Día 4.

Ya estamos en el ecuador de tus 7 días en Ibiza, acércate a conocer el norte de la isla y a disfrutar de playas como Benirràs, famosa por su fiesta de los tambores de los domingos (aunque ese día también hay restricción de entrada a los coches), Cala Xarraca, ideal para practicar snorkel, Portinatx, una zona residencial con todas las comodidades y con un faro que se puede visitar en una excursión sencilla y muy bonita, o el Puerto de San Miguel, donde puedes aprovechar para comer un tradicional “bullit de peix” en el restaurante Port de Balansat. Desde allí puedes hacer un pequeño paseo hasta la cercana Cala des Moltons donde hay un pequeño y bonito chiringuito llamado Utopía. Para la tarde-noche te proponemos cenar en San Rafael, pueblo que cuenta con infinidad de excelentes restaurantes, y salir de fiesta en alguna de las cercanas discotecas Amnesia o Privilege.

Día 5.

Imprescindible reservar uno de los 7 días para visitar la vecina Formentera. Hay infinidad de excursiones en las que te ofrecen sangría o cava y animación, aunque suelen tener un horario cerrado de ida y vuelta. Otra opción es coger una naviera regular. La isla es muy pequeña, pero si sólo vas a estar un día te recomendamos alquilar coche, moto o bicicleta para poder recorrerla. No puedes perderte el Faro de La Mola y el de Es Cap de Barbaria, y las playas de Illetes, Mitjorn y Cala Saona.

Día 6.

Disfruta de un día de playa tranquilo y relajante en Sol d’en Serra, cerca de Cala Llonga, donde se encuentra el lujoso restaurante Amante con unas increíbles vistas del mar. También puedes aprovechar para visitar otras playas cercanas como Cala Boix, con una arena negruzca muy particular y excelentes restaurantes de pescado y marisco, Cala Nova, de tamaño mediano y también con muy buenos restaurantes, o Cala Llenya, donde se encuentra el famoso restaurante El Bigotes, otro de los locales más típicos donde disfrutar del tradicional “bullit”. Por la noche puedes acercarte a conocer el lujoso restaurante y cabaret Lío y continuar la noche hasta muy tarde en la famosa discoteca Pacha. Otra opción igualmente recomendable es cenar y seguir la fiesta en Heart, el local de los hermanos Albert y Ferrán Adrià y Guy Laliberté, creador del Circo del Sol. Por esta zona, la del puerto deportivo, tienes otros muchos restaurantes y otros locales de ocio como STK, Keeper…

Día 7.

Reservamos el último día -sí, lo sabemos, han pasado volando estos 7 días en Ibiza- para por la mañana ir a conocer Cala d’Hort, que ofrece una de las mejores vistas al famoso islote de Es Vedrà. Desde allí hay una bonita excursión muy fácil y corta a la Torre des Savinar o Torre del Pirata, desde donde podrás sacar unas fotos espectaculares. Aprovecha para comer en alguno de los excelentes restaurantes mediterráneos que hay en la cala, El Carmen, Es Boldado o Cala d’Hort. La tarde la reservamos para conocer el centro histórico de Ibiza, Dalt Vila, con sus hermosas murallas declaradas Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Pasea por la zona del puerto o La Marina, haz tus últimas compras, contempla la vista desde los baluartes o visita algún museo. Puedes aprovechar para cenar en Ibiza ciudad, o darte un homenaje de despedida y acercarte a disfrutar del sofisticado restaurante lounge club Km5.